Esperanza Marchita

Este es el Blog Oficial donde encontrarás información sobre mi candidatura

Archive for agosto 2009

leave a comment »

INVITACION-VIRTUAL

Written by albertoserdan

26 agosto 2009 at 23:16

Publicado en General

1 de septiembre: de la protesta a la propuesta

leave a comment »

De la Protesta a la Propuesta

El movimiento que nació con el VOTO NULO sigue vivo, y este primero de septiembre se hará presente. Al anular nuestro voto expresamos nuestro anhelo por una democracia con transparencia, rendición de cuentas, vigilancia social y participación ciudadana. La democracia consiste en la participación de todos en la toma de decisiones y se debe ejercer todos los días y en todos los lugares donde esté en juego el interés público; implica desde vigilar, controlar y, si es necesario, sustituir a los gobernantes, hasta decidir la dirección del gasto público.

Por lo tanto, se invita a todas las organizaciones de la sociedad civil y a los ciudadanos de México a participar en los debates que haremos afuera del Congreso de la Unión. En Emiliano Zapata y Eje 3 Oriente. Ing. Eduardo Molina, México, D.F. (afuera de San Lázaro a un lado de la salida del metro). Después de debatir, firmaremos un juramento ciudadano en el que nos comprometeremos a hacer nuestro trabajo como ciudadanos responsables, exigiendo resultados a sus representantes.

Orden del día:
09:00 hrs. Recepción de trabajos e inscripción en las mesas.
10:00 hrs. Inicio de Deliberación sobre asuntos de interés nacional
12:00 hrs. Juramento Ciudadano
13:00 Hrs. Clausura

Temas para participar:
1. Democracia directa efectiva
Valor jurídico del voto nulo, plebiscito, referéndum, iniciativa popular y revocación del mandato, consultas ciudadanas y mecanismos efectivos de participación ciudadana.

2. Transparencia y rendición de cuentas
Reducción del financiamiento de los partidos, garantía de transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas.

3. Democracia participativa
Candidaturas ciudadanas, figuras de participación ciudadana como consejos ciudadanos, asociaciones vecinales, comités ciudadanos, observadores ciudadanos, etc

Manifestación 1ero de Septiembre

Con afán de recuperar lo que en teoría debería ser una fiesta democrática, los ciudadanos de este país nos disponemos a alzar nuestra voz y tomar protesta del cargo que nos corresponde. Alzaremos la voz llevando a cabo los debates que nuestros representantes no tocan o no quieren escuchar. Y tomaremos protesta como ciudadanos responsables que exigirán a sus líderes los cambios que este país ya no quiere sino que necesita. El primero de septiembre la sociedad mexicana toma parte en los asuntos de su país, y su principal propuesta será no quedarse callada.

Este 1ero de septiembre estaremos afuera de San Lázaro, únete y hazle saber a tus representantes que tú vas a hacer tu trabajo y exigirás que ellos hagan el suyo.

Written by albertoserdan

26 agosto 2009 at 23:14

Publicado en General

Del anulismo a la creatividad pública / Por Andrés Lajous

leave a comment »

17 de agosto de 2009

En las elecciones intermedias en México el 5 de julio, a nivel nacional, la cifra de votos nulos fue de alrededor del 6% de la votación total (diversos cálculos establecen el “voto nulo voluntario” entre 2 y 4% de la votación), y en varios estados de la República llegó a superar el 7%, por arriba de algunos partidos políticos. En particular llama la atención que en la capital del país el voto nulo fue de alrededor del 11% de la votación total.

Hoy sabemos, gracias a la encuesta de salida hecha por la empresa Parametría, que el votante anulista pertenece a la clase media, tiene mediano o alto nivel educativo, y sobre todo se opone a los gobiernos, tanto los locales como el nacional. Lo más sobresaliente en términos políticos es que los anulistas son personas que desaprueban a los gobiernos en turno, pero que no están convencidos de que los partidos de oposición puedan ser eso: oposición. Es decir, pareciera que el llamado de atención del voto nulo no solo es para quienes tienen las mayorías en los órganos de Gobierno, sino para quienes desde las minorías no han logrado construir una alternativa creíble al statu quo.

En cambio, aunque no sabemos cómo estaba compuesto el electorado anti-anulista (que no es lo mismo que quienes votaron por un partido) hay ciertos patrones en sus argumentos que nos permiten ver sus preocupaciones, a todas luces conservadoras.

El economista Albert O. Hirschman decía que hay tres lógicas argumentativas que históricamente usan los reaccionarios en contra de quienes argumentan la necesidad de importantes cambios políticos y sociales. Esas son: perversidad, futilidad, y riesgo. La primera condena el cambio, con el argumento de que sus promotores lograrán lo opuesto a sus objetivos. En el caso del voto nulo se decía que los anulistas en vez de debilitar la rigidez del sistema de partidos, la fortalecería. La segunda, condena el cambio por considerarlo inútil. Este solía ser el alegato más frustrante, pues predice que no importa lo que hagan las y los ciudadanos, el sistema político no va a cambiar. La tercera advierte de que si los objetivos de quienes piden los cambios se logran, entonces perderán otras conquistas ganadas. El argumento más estridente en contra del anulismo decía que dañaría las instituciones democráticas, y que pondría en juego las libertades básicas que tantos años (y muertos) han costado. De manera coloquial la advertencia reaccionaria se podría expresar así: ni le muevan al sistema político porque: a) les va a salir el tiro por la culata, b) van a perder el tiempo, y c) van a perder lo ganado.

Estos críticos conservadores lo que no lograron ver es que la discusión política es el primer paso para generar algo que la democracia mexicana siempre ha envidiado a otros países: la formación de capital social. A partir de lo que hoy se conoce en México como el movimiento anulista, se formó la Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA), conformada por alrededor de 70 organizaciones con muy diversos intereses y orígenes. En una primera sesión, la ANCA acordó promover la discusión legislativa en por lo menos tres grandes asuntos vinculados a la participación política: 1) la implementación de mecanismos de democracia directa, 2) la reducción del financiamiento a los partidos políticos y el incremento de mecanismos de rendición de cuentas, y 3) la apertura a la participación electoral con candidaturas independientes. El capital social es eso, ciudadanos que establecen relaciones a partir de sus intereses y anhelos compartidos, y que en este caso, se ponen a pensar en las formas de refundación de la democracia mexicana.

La fuerza del movimiento anulista reside en la posibilidad de volver a abrir el espacio para la creatividad pública. En una situación de reconocimiento, pero al mismo tiempo de marginación de la instituciones formales, de poco servirán tanto las propuestas tradicionales como las tácticas comunes. Si algo hay que aprender de quienes participaron en la construcción de las instituciones democráticas a finales del siglo pasado, es que la creatividad y la imaginación son los mejores instrumentos para avanzar en la democracia.

Todavía no sabemos cuáles son las innovaciones institucionales que México puede volver a aportar a los sistemas democráticos que existen, como fue la ciudadanización del Instituto Federal Electoral. Sin provocar más discusiones, más públicas y con más participantes, no podremos saber qué nuevas oportunidades estamos perdiendo para tener una mejor democracia que deje a los ciudadanos más satisfechos con sus mecanismos de gobierno. Por esto, tendrá que ser una discusión en la que participen miles de personas, que todavía no conocemos, con argumentos propios, y que tendrán que ser escuchados, sean cuales sean, con el respeto que implica la igualdad política.

Esta discusión podría tener un importante avance si empieza por cuestionar la homogeneidad institucional que el centro le ha impuesto históricamente al resto del país. Si en México empezáramos por hacer atrevidos experimentos institucionales a nivel local y estatal podríamos ir aprendiendo de lo mejor y lo peor que nos puede ocurrir en términos de organización de la forma de gobierno. Si contáramos con muchos aunque pequeños casos de éxito y fracaso, podríamos protegernos de los riesgos innecesarios que todo experimento implica, pero al mismo tiempo documentar las bases del optimismo que exige el cambio político.

Liga al artículo en El País

Written by albertoserdan

20 agosto 2009 at 11:21

Publicado en General

Respuesta a Ciro Gómez Leyva

with 2 comments

Estimado Ciro Gómez Leyva,

En nombre de “Esperanza Marchita”, una idea de Propuesta Cívica, A. C. (delegación Guanajuato), agradecemos su reconocimiento e interés en saber qué fue de esta iniciativa.

Primeramente le compartimos que, desde nuestra perspectiva, el esfuerzo de promover el voto nulo ha sido un trabajo colectivo que fue más allá de “Esperanza Marchita”. Estamos concientes de que contribuimos en el incremento en los niveles de anulación del voto en las pasadas elecciones, pero ello fue una expresión de descontento de la propia ciudadanía, no un resultado exclusivo de la campaña del movimiento anulacionista y, mucho menos, un logro particular de “Esperanza Marchita”.

Por lo anterior, con este mensaje le compartimos una lista de todas las organizaciones e iniciativas involucradas en este esfuerzo a lo largo y ancho del país, e incluimos documentos adjuntos y ligas relacionadas con los temas que trataremos en este mensaje.*

Y es que desde el inicio de las acciones para promover la anulación del sufragio, entendimos que esto era un síntoma del hartazgo ciudadano ante la descomposición de la vida pública y, en particular, de la falta de representatividad de los partidos y sus candidaturas.

Concientes de que la promoción de esta forma de participación democrática, válida, legal y legítima tenía que ir más allá del 5 de julio, un grupo de 9 organizaciones impulsamos la realización de la 1ª Asamblea Nacional del Voto Nulo, que se llevó a cabo en el D.F. el 30 de junio.

En esta Asamblea participamos 42 organizaciones e iniciativas promotoras de la anulación del sufragio. Ahí acordamos una agenda inicial en la que todos los grupos participantes apoyaremos una serie de iniciativas legislativas a partir del 6 de julio, con el objetivo de que el Congreso de la Unión las apruebe en el próximo periodo de sesiones. Tales iniciativas son:

1. Elevar al nivel constitucional figuras de democracia participativa que incluyen:
· Valor jurídico al voto nulo,
· Revocación del mandato,
· Iniciativa ciudadana.
· Referéndum,
· Plebiscito.

2. Reducción del financiamiento de los partidos, transparencia y rendición de cuentas ante la ciudadanía.

3. Impulsar las candidaturas ciudadanas/independientes; fuera de los partidos políticos.

Ahí también acordamos la realización de una segunda Asamblea, la cual se llevó a cabo el 18 de julio en Guadalajara (una vez pasadas las elecciones), en la que participamos 73 organizaciones e iniciativas promotoras del voto nulo y de la agenda acordada en la primera reunión. En esta segunda Asamblea definimos aspectos organizacionales con ¡45 acuerdos!, al tiempo de aprobar que la Asamblea sostendrá una interlocución basada en la exigencia y la movilización con el poder Legislativo con el propósito de impulsar estas demandas iniciales.

En Guadalajara, la ahora denominada “Asamblea Nacional Ciudadana” acordamos realizar una tercera reunión, que se llevará a cabo en Tlaxcala el próximo 15 de agosto, donde discutiremos los documentos que grupos de trabajo están preparando para darle contenido a los ejes de propuesta que acordamos y proponer, con el detalle y seriedad que amerita, las iniciativas que presentaremos ante el Congreso. También discutiremos temas pendientes como la reelección.

En el camino, como podrá imaginar, hemos aprendido a caminar juntos, a entender que el éxito de este movimiento no depende de nadie más que de nosotras y nosotros mismos, a comprender que somos un grupo muy diverso y con formas de ver el activismo de manera diferente, que estamos aprendiendo a ser una ciudadanía organizada (notablemente con muchos jóvenes comprometidos) y porque tenemos claridad de que éste no es el México que queremos ni merecemos. Nos duele México y por eso trabajamos para que este esfuerzo sea más que un “gandhismo instantáneo, un happening mediático, un acto que dura un minuto”.

Cordialmente,

Alberto Serdán Rosales
Secretario Técnico de Propuesta Cívica, A.C.
Impulsora de la iniciativa “Esperanza Marchita”

* Esto lo enviamos en un correo diferente.

Written by albertoserdan

6 agosto 2009 at 5:46

Publicado en General

¿Qué fue de Esperanza Marchita?

leave a comment »

¿Qué fue de Esperanza Marchita?

La historia en breve

Ciro Gómez Leyva

5 de agosto de 2009

Hoy se cumple un mes de los comicios intermedios. Tiempo para preguntar ¿qué fue de Esperanza Marchita?, el sustantivo que simbolizó a la única propuesta imaginativa, retadora en esas elecciones: el voto nulo, el voto blanco.

Tengo la impresión de que los promotores de esa iniciativa sin padre se desilusionaron con el resultado del 5 de julio. No entendería por qué, si un millón 840 mil mexicanos los acompañaron (acompañamos) de alguna manera. No lo entendería en el DF, donde el voto blanco alcanzó 10.8 por ciento del total, contra 16 del PRI, 21 del PAN y 25 del PRD. Los 325 mil votos blancos de la capital son más que los del sablista PT, más que los del espeluznante Partido Verde.

Ni qué decir de los 263 mil votos en el Estado de México, los 138 mil en Jalisco, o el 7.3 por ciento en la Puebla de Mario Marín.

Difícilmente, además, se podría cargar hoy a Esperanza las culpas que se le endosaban de antemano: que confundiría, que daría a entender que no había opciones políticas, que alentaría la antipolítica, que desalentaría la participación ciudadana.

Esperanza consiguió que muchos hablaran en voz alta de la degradación y mediocridad de los partidos. Y supo convencer a millones de que esta vez había que darles la espalda. Sin embargo, y como lo perfilaba Enrique Krauze, tal parece que el esfuerzo de la huelga de votos caídos no supo ir más allá de un “gandhismo instantáneo, un happening mediático, un acto que dura un minuto”.

¿Y la reelección de legisladores, los candidatos ciudadanos, la tijera a los insultantes presupuestos de los partidos? Esperanza bien vale un segundo esfuerzo. No sé de quién, no sé cómo. Pero 5.4 por ciento de los votos en una elección federal no son cualquier… pendejada.

gomezleyva@milenio.com

Written by albertoserdan

6 agosto 2009 at 5:44

Publicado en General